Cabecera

Cabecera

lunes, 22 de abril de 2013

Escritores extremeños

23 de abril, 2013

Día del Libro

Exposición: Escritores extremeños contemporáneos 

Si, por regionalismo, nos empeñamos en leer solo literatura de autores extremeños, caemos en un error. Afirma Luis Landero –uno de nuestros autores más prestigiosos- que “hay que leer a los buenos, sean de donde sean”.

Eugenio Fuentes, Hidalgo Bayal o Javier Cercas, entre otros muchos, son extremeños, en buena hora. Pero nos interesan, sobre todo, por su magnífica labor narrativa. Algunos de ellos, efectivamente, hacen que Extremadura ocupe un lugar prioritario en sus novelas. Así es el caso, por ejemplo, de Jesús Sánchez Adalid en La tierra sin mal o Dulce Chacón, que relata la vida de mujeres extremeñas víctimas de la represión franquista en La voz dormida.

Contamos, en estos momentos, con novelistas de muy alto nivel literario, reconocidos por los críticos más exigentes, como Ricardo Senabre. De Hidalgo Bayal afirma que es “uno de esos pocos nombres que garantizan a priori la calidad de un texto”; ”Ricardo Cupido debe unirse a los detectives novelescos dados a conocer en los últimos lustros por unos cuantos narradores aparecidos tras la estela de autores como Vázquez Montalbán y Juan Madrid” (a propósito del detective creado por Eugenio Fuentes); de Soldados de Salamina, novela del cacereño Javier Cercas, concluye haber valido la pena leerla “porque se trata de una obra extremadamente original, bien concebida y tramada”; “El nombre de Luis Landero es siempre una garantía. El lector sabe que las páginas del escritor extremeño no caerán jamás en el abismo de la literatura facilona, trivial, rápidamente perecedera”. Y esto, entre otros muchos elogios merecidos a nuestros autores.

En esta ocasión, nosotros nos hemos centrado en escritores extremeños contemporáneos (desde la segunda mitad del siglo XX hasta la actualidad). Hemos realizado, lógicamente, una selección de los que hemos considerado más interesantes por diferentes motivos.

La relación de autores expuestos se ampliará en sucesivas muestras.



La poesía experimental -o poesía visual- cuenta entre sus autores con dos extremeños que están llevando a cabo una importante difusión de este arte. Nos referimos a Juan Manuel Barrado y Juan Rosco.
Este es un género que no solo se lee, también se ve, se mira, nos seduce con sus formas, colores y texturas hasta conquistarnos. Sus creadores se mueven en la frontera entre los géneros literarios y otras artes, como la pintura, el teatro y la música. Encontramos poemas que pueden leerse de arriba a abajo, de izquierda a derecha, los que forman un dibujo, los que por su disposición especial provocan un especial efecto visual… Un caligrama, por ejemplo, es un poema visual en el que las palabras, letras o signos “dibujan” un personaje, un animal, un paisaje o cualquier objeto imaginable.


Otras imágenes de la exposición:




Aquí podéis ver la exposición completa.