Cabecera

Cabecera

lunes, 5 de mayo de 2014

Un libro por mes. Mayo

Doce cuentos peregrinos, Gabriel García Márquez (mayo)

El mes de abril se llevó a uno de los grandes genios de la literatura universal. El escritor y periodista colombiano fallecía en México DF a los 87 años, y nos ha dejado una extraordinaria obra. Desde La hojarasca, su primera novela, hasta Memoria de mis putas tristes, pasando por las geniales Cien años de soledad, El coronel no tiene quien le escriba y muchos más títulos, muchos de los cuales hemos tenido la ocasión de disfrutar, además, en la pantalla (cine o televisión).
Nuestra compañera Rosa Seijas le rinde aquí su pequeño homenaje aprovechando este mes de mayo para recomendar sus cuentos. En esta ocasión, Doce cuentos peregrinos.


Este libro que recomiendo, Doce cuentos peregrinos, reúne, como su título indica, doce historias que el autor de Cien años de soledad escribió y ambientó en Europa, aunque habría que decir que son 13 historias, pues el prólogo donde explica la génesis y las vicisitudes de esos textos constituye en sí mismo otro brillante relato.

Los cuentos se titulan: "Buen viaje, señor presidente", "La santa", "El avión de la bella durmiente", "Me alquilo para soñar", "Sólo vine a hablar por teléfono", "Espantos de agosto", "María dos Prazeres", "Diecisiete ingleses envenenados", "Tramontana", "El verano feliz de la señora Forbes", "La luz es como el agua" y "El rastro de tu sangre en la nieve". En todos se mezcla lo maravilloso y lo cotidiano, la realidad y la ficción pero siempre atrapando el interés del lector (de ahí la genialidad de García Márquez) con planteamientos verosímiles, no con fantasías caprichosas o disparatadas…

La memoria, los vericuetos del azar, el valor de la amistad, la insistencia en el error que a veces no sabemos eludir, el universo de los niños (capaces de la mayor inocencia y de la mayor crueldad), la magia de la vida, el espíritu bondadoso, el valor de los recuerdos, el horror que puede salirnos al encuentro en las situaciones más cotidianas, la despreocupación de los jóvenes, la fuerza del amor y hasta la santidad son algunos de los temas que pueblan Doce cuentos peregrinos, un libro entretenido, cargado de humanidad, rebosante de ternura y escrito con una prosa bella, precisa y de una riqueza conmovedora. Unos cuentos que no pueden dejarse de leer hasta conocer su final.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor identifícate.