Cabecera

Cabecera

miércoles, 10 de junio de 2015

Un libro por mes

¿Quién no empezó una vez un libro y lo abandonó a los pocos párrafos? Y, al revés, ¿cuántas novelas nos han cautivado desde el primer instante al punto de ya no poder dejarlas? 


Cada lector tiene sus propios intereses y gustos. A unos nos seduce una novela; a otros, un buen artículo de carácter divulgativo. ¿Por qué no?
Nosotros os proponemos estas; no las únicas, quizás no las mejores, pero sí las que nos han gustado y que te recomendamos para que tú las disfrutes también.




De pequeños, incluso antes de saber leer, nos acostumbramos a escuchar ese "había una vez" de los cuentos, con su promesa de aventuras y fantasías, el "ábrete sésamo" a la imaginación. Muchas novelas consagradas se abren con una fórmula que no es sino recreación de aquella tradicional. "Una tarde extremadamente calurosa de principios de julio, un joven salió de la reducida habitación que tenía alquilada en la callejuela de S... y, con paso lento e indeciso, se dirigió al puente K..."; así se inicia Crimen y castigo de Fedor Dostoievski.
Os dejamos aquí algunos principios de novela que han cautivado porque “el comienzo nos introduce en el universo de la historia”:
“Call me Ishmael (Llámenme Ismael)” de Herman Melville (Moby Dick).
"Hoy ha muerto mamá" (El extranjero, Albert Camus).
“Esa mañana, después de una noche de sueños intranquilos, Gregorio Samsa comprendió que se había convertido en un enorme insecto"(La metamorfosis, Kafka).
"Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo" (Cien años de soledad, Gabriel García Márquez).
"¡Alumbra, lumbre de alumbre, Luzbel de piedralumbre! (Miguel Ángel Asturias, El señor Presidente).
"Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. Pecado mío, alma mía” (Vladimir Nabokov , Lolita).
"Platero es pequeño, peludo, suave". (Juan Ramón Jiménez, Platero y yo).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor identifícate.