Cabecera

Cabecera

miércoles, 14 de octubre de 2015

"En el estante"



Hoy he visto un libro dormido, abrazado a otros, en el estante. Una foto nuestra lo cubría y resguardaba del frío y el polvo de la habitación. No parecía cansado, ni ansioso por la espera de alguna lectura advenediza. No temía la herida profunda de un bolígrafo que subrayara sus frases más ilustres, ni el pellizco despiadado de unos dedos que doblaran la página para decir “hasta mañana”. Un olor a humedad vieja, a hoja áspera acunaba su sueño, arrullaba sus letras.
Tal vez un vendaval lo despierte, agite su melena y nos convierta en cómplices (nosotros sonriendo en la foto) de su presencia. Quizás grite y rompa el silencio de la sala, y declame con voz pausada su interior adormecido, enhebre frases, ensarte sílabas, engarce fonemas y lexemas… Puede ser que ese día se sienta realizado, que encuentre el amor, que vea a Dios, ese libro que nació simplemente para ser leído. Mientras tanto… hoy, hoy solo he visto un libro dormido.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor identifícate.