Cabecera

Cabecera

martes, 1 de marzo de 2016

Mujeres al alba

Covadonga Rodríguez Hernández, orientadora del Centro, nos recomienda esta lectura.
 
La igualdad entre hombres y mujeres, así como el reconocimiento de los mismos derechos y obligaciones, vienen recogidos en diferentes  tratados y documentos internacionales y nacionales.
La Carta Internacional de los Derechos Humanos que incluye La Declaración Universal  de Derechos Humanos, El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y los protocolos que los acompañan, se reconocen como un ideal común para todos los pueblos y naciones. Sin importar el lugar, nacionalidad, sexo, raza, edad o religión, los derechos humanos son parte esencial de cualquier persona, resaltando el respeto a la desigualdad de los hombres y mujeres, reafirmando la justicia, la libertad, la solidaridad y sobre todo la igualdad.

Pero la práctica en la vida diaria es diferente y en muchos casos muy dolorosa, poniéndose de manifiesto que las mujeres son víctimas de malos tratos, de violencia, discriminación y desigualdad, estableciéndose diferentes funciones sociales que parecen atribuidas a los diferentes sexos.
En el libro de de Mujeres al Alba, un elenco de escritoras reflejan en diferentes las historias y situaciones vividas e imaginadas por mujeres. Es una visión del mundo comentada y denunciada por mujeres que perciben y sienten un mundo plagado de discriminaciones, e intentan reconvertir y elaborar el concepto de igualdad y romper con el reparto de papeles y funciones.

“Decían que aquella puta tenía las tetas más grandes de la provincia… Pues el bueno de Moya, aunque no lo crean ustedes, ganó la apuesta: ni un centímetro le dejó sin marcarla con los dientes…”
(Ángeles Caso, “La trompa de los monos”).

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor identifícate.