Cabecera

Cabecera

martes, 20 de diciembre de 2016

Por Navidad, te queremos regalar palabras

En Alepo ya no queda alegría en los corazones. No hay nada que celebrar, allí solo hay ruido.
"Me preguntas cuál es mi nombre. Voy a decírtelo. Mi nombre es Nadie, y Nadie me llaman todos..." (La Odisea, Homero. Canto IX)

Para ellos.

Cuento de Navidad

Suso y el Balas lo tenían todo preparado. El primero explicaba, con el cigarro entre los dientes, los últimos avances del plan señalando con la punta de la navaja un croquis trazado a lápiz. El resto de presos le prestaba atención aunque no perdía de vista al carcelero, que paseaba arriba y abajo para ver si captaba algún dato del motín que aquellos indeseables debían de estar tramando.
—Los Reyes se acercarán por el este. Cabalgan despacio para no despertar a los soldados, aunque por lo visto han anunciado una tregua para esa noche. ¡Malditos gobiernos! —Con ese tipo de expresiones se imponía el cabecilla a sus compañeros de condena—. Melchor nos avisará con un puntero láser cuando entren en Alepo. La señal nos llegará gracias a que los Reyes tienen conexión directa con la estrella de Navidad. Entonces será cuando entremos en acción. ¡Encenderemos las luces de las celdas todos a la vez y rezaremos por ellos! ¡Que sepan que no los olvidamos!

  Soledad García Garrido

Y a través de la palabra os dejamos algunos recuerdos de lo que ha supuesto para nuestra biblioteca el año 2016. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor identifícate.